Review UP Paragliders Trango X

X es el apellido del nuevo parapente EN C de 2,5 bandas de Ultralite Products. Un diseño de Frantisek Pavlousek que mantiene y exprime toda la esencia de la mítica serie Trango, un modelo que rompió moldes en 1999 con características fulminantes y una personalidad poderosa que impulsó la aparición sucesivas ediciones, hasta hacer un total de 8 diferentes. Trango 2, 3, XC, XC2, XC3, X-Race y finalmente el el que nos ocupa hoy, el Trango X.

328

El UP Trango X cuenta con 65 cajones y un alargamiento de 6,47. El EN C de Ultralite Products cuenta con una construcción detallista con materiales contrastados como el Porcher Skytex 32 universal, 27 classic II, 40 Hard y 27 hard. El suspentaje es híbrido Aramid – Liros – Cousin.
En cuanto al diseño cuenta con todo lo esperable en un parapente en 2023: Además del morro de tiburón, un complejo entramado de diagonales y varillas largas en el extradós para repartir las cargas internas y optimizar las tensiones.
El Trango X cuenta con nuevos perfiles que según comentan en UP, han desarrollado en colaboración con una reconocida universidad Checa. Dicho perfil mejora el flujo aerodinámico, reduciendo la resistencia y al mismo tiempo ofreciendo mayor estabilidad en cabeceo con un aumento de rendimiento para aprovechar las ascendencias.
Todo ello manteniendo un peso contenido de 4,5 Kg para la talla M y 4,75 para la L que he estado volando estos días, lo cual representa casi un kg menos que por ejemplo el Photon o el Artic C.
El hecho de contar con peso reducido mejora sus características en el inflado y reduce las inercias.

Tras varios vuelos de calidad en diferentes condiciones puedo afirmar lo siguiente:
El Trango X tiene un inflado muy dosificable tanto sin viento como en condiciones ventosas, la vela infla en bloque y el ala sube de forma gradual. Cualquier piloto con experiencia comprobará que es dosificable y sin tendencia a adelantar.

Sistema de bandas híbrido
Este es un parapente de 3 bandas, aunque a primera vista da la impresión de ser dos bandas, pues la banda C es un cordino de dyneema y tiene la particularidad de que su maillón está más elevado que el de la “A” y la “C”. Una solución que llama la atención y que persigue, en mi opinión, optimizar la desmultiplicación de la banda B en este sistema híbrido para finalmente ofrecer al acelerar un tacto de pilotaje con las bandas traseras muy similar al de las velas de 2 bandas.
Las ventajas de un sistema de 3 líneas están relacionadas con los puntos de anclaje que están más repartidos en el ala, haciendo que las respuestas en general sean menos “secas” que en un 2 bandas puro. El Trango X fluye muy bien dentro de las térmicas pero donde más se nota es en la maniobra de inflado, que resulta más amigable, y también cuando volamos a bajas velocidades, lo cual facilita las cosas al piloto en aproximaciones y tomas complicadas.
Según UP, han conseguido con su sistema híbrido el mismo rendimiento que los EN C de dos bandas.
Puedo afirmar que en cuanto a planeo esta afirmación me parece razonable, la forma de pilotar con las bandas traseras te permite “rebotar” y aprovechar cualquier pequeña burbuja durante las transiciones acelerando.

¡A 60Km/h!
En cuanto a las velocidades, puedo certificar que a manos libres rondamos los 40 km/h en talla L y cargando 120 kg de los 125 kg que admite el rango superior. A medio pedal consigo una ganancia de +10 km/h manteniendo un planeo notable. En este tramo el pedal es muy suave ya que el sistema de acelerador esta desmultiplicado.
A partir de esta posición una bolita bloquea el reenvío y el acelerador se endurece para conseguir una velocidad a “full pata” de +20 km/h, es decir que podremos navegar a 60 km/h. Una velocidad que no está nada mal en la categoría Sport. Además, a medida que vamos utilizando el pedal la vela aumenta en solidez y resulta muy resistente a las turbulencias, algo que tú también comprobarás a medida que vayas volando con el Trango X y te acostumbres a volar acelerado.

Giro, pilotaje y turbulencias
Veinte centímetros de recorrido en los frenos son suficientes para el vuelo de rendimiento en térmica y en general. El Trango X es fiel a su herencia y, al igual que sus antecesores, destaca por un pilotaje dinámico y una respuesta directa. Esta vela es una herramienta espectacular para “termalear”, el giro es totalmente regulable. Tanto si estás en una térmica amplia y suave como en los núcleos mas estrechos, el Trango X te va a permitir gestionar totalmente la velocidad de los giros, tú eliges, lento y flotón o a toda velocidad. O como a mí me gusta, con un pilotaje activo y variando las velocidades para adaptarse a las térmicas, ya que pocas veces nos encontramos ascendencias completamente definidas.

La principal cualidad del Trango, lo que a mí me ha gustado más y que posiblemente a otros no les guste tanto, es que la vela transmite todo lo que pasa en el aire. Una cualidad que te lleva directo a los núcleos y resulta genial cuando navegas buscando buenas líneas.
En cuatro de los seis vuelos que hice con el Trango X las condiciones fueron de turbulento a súper turbulento. Debo comentar también que volaba con el arnés Advance Weitghless el cual es particularmente activo, así que se sumaron ambos factores.
El día elegido para grabar mis comentarios, un día bonito de nubes, me pilló ventarrón (ver video review) y tuve que aterrizar pinchado de emergencia. En todas estas situaciones el Trango X fue “avisando”. Al principio fue un poco estresante pero, como digo, tras 4 vuelos meneo pacá, meneo pallá me hice con el ala y al final todo aquello simplemente me pareció información que mejoraba mi seguridad.
Es por ello que quiero recalcar que en las cerca de 9 horas voladas con el Trango X, no tuve ni una sola plegada, la vela se comportó impecable, mucha presión interna, abatidas suaves, y eso sí, hay que responder a su feedback, principalmente movimientos de guiñada que tenemos que ir gestionando.

En conclusión, el Trango XC es una invitación al vuelo de XC. Agilidad, dinamismo, velocidad y planeo se conjugan con un estilo de pilotaje cercano al de las velas de competición, el Trango X, es un parapente SPORT moderno y competitivo.
Transmite lo que pasa en el aire y te mantiene despierto pero al mismo tiempo es sólido y resistente a las plegadas. Es perfecto para volar en térmica y sus buenas características para rebotar y navegar te van a permitir ampliar tus desafíos
.

El Trango X esta disponible en 3 combinaciones de color, 4 tallas.

+ Info: https://www.up-paragliders.com/en/
En España: www.up-parapentes.es/

Artículo anteriorVuelo de prueba con Ozone Zeno 2
Artículo siguienteHernán Pitocco gana Open Loma Bola y Alvaro Lucero es nuevo campeón Argentino
Equipo editorial de Ojovolador.com, tu sitio de parapente y paramotor en internet. *Editorial team at Ojovolador.com, your paragliding & paramotor site in internet.