Desde la incorporación del SharkNose en conjunto con las estructuras secundarias rígidas, los anclajes de las A’s se han ido retrasando cada vez más acercándose a la cuerda media del parapente. Con esto se obtiene una mayor estabilidad y ángulos de ataque que eran de ensueño hace muchos años atrás precisamente y lamentablemente para entonces por la falta de los materiales desarrollados que vemos hoy en día (tejidos, estructuras internas,etc) pues casi todo lo que vemos hoy no es innovación, es tan solo desarrollo.

Pues bien, gracias a todos estos desarrollos hoy contamos con una performance considerablemente maravillosa (no olvidemos que estamos hablando de un trapo de unos 4 a 5 kg aprox que entra en una simple mochila) en casí todas las homologaciones a excepción de las EN-A que solo se enfocan en la seguridad pero que aún así ya hay varios modelos que no tienen mucho que envidiar a sus categorias superiores.

Estabilidad y velocidad, serán los puntos que pondremos en la mesa bajo este articulo para comprender a la tecnología híbrida, misma que en la practica es la que permite controlar los ángulos de ataque tanto en vuelo normal como a full speed, sobre todo a full speed, sin curvar el perfil como sucede con los parapentes de 3 bandas normales.

Las 3 bandas modernas, las híbridas en este caso, están compuestas por sus A, B y C respectivas pero las dos últimas están vinculadas mediante una cinta interna con desmultiplicaciones y poleas ( los diseños, aunque funcionan de la misma manera, varían según el fabricante) que otorgaran un controlar el ángulo de ataque de manera optima protegiendo la performance en turbulencia y a full speed, cosa que las asimila a los parapentes 2 líneas.

Puede verse en la imagen de la izquierda la cinta interna que vincula la C con la B que es donde se apoya para controlar el ángulo de ataque sin curvar el perfil, a la derecha puede notarse la falta del vinculo entre B y C , en ese caso al tirar de la banda trasera curvara en su defecto el perfil.

Con está función, además, puedes conseguir radios de giros súper planos para ascendentes o dinámicas muy débiles. Pues bien, veamos como funciona en el siguiente vídeo :

Observar como se las ha ingeniado Ozone en su M7 EN-D de 3 líneas: en su banda B presenta una polea flotante por la que pasa un cordino de dyneema, el cual une la banca C con la A para un control/función óptimo, suave y preciso en el que el perfil flexiona hacia abajo desde su anclaje B.
¿TENDENCIA? Así se ve el sistema de bandas del nuevo SUPAIR VANTAGE. Así como el M7 de Ozone, han implementado en esta ocasión un juego de poleas para controlar con bandas traseras de manera más sensible y precisa. ¿Será acaso una tendencia a seguir para los demás fabricantes?

Por supuesto que también existen, y desde ya hace unos años, parapentes 3 bandas con sus B y C vinculadas para deformar menos el perfil, sin embargo estás no son híbridas debido a que el secreto no sólo está en las bandas sino también en la construcción interna del parapente y sus características que la hacen un perfil autoestable cosa que justamente la tecnología híbrida permite controlar y gestionar.

A full speed, pilotar con las bandas traseras no solamente es una cuestión técnica de pilotaje activo para optimizar la performance sino también la seguridad bajo esos ,angulos tan bajos, por lo que es recomendable no tocar los comandos cuando vamos pisando el pedal a tope ¿ Por qué? porque arrugar el borde de fuga con los comandos y con un ángulo de ataque muy bajo a toda velocidad aumenta potencialmente el riesgo de colapso, no es lo único que ocurre para que eso suceda (hablaremos proximamente de ello), hay parapentes que pueden tolerar los comandos con pedal a full-speed ¿Pero para qué correr el riesgo? Para ello comandar con las bandas traseras es imprescindible bajo esta situación.

¿Por qué no frenar con acelerador a tope? Aquí un ejemplo

Artículo anteriorFlying Effects: Emprendimiento español para espectáculos aéreos únicos
Artículo siguienteUP Kangri (EN B), Rey de la montaña
Javier Benitez
Conocí el vuelo de pequeño gracias a mi padre que en ese entonces ya tenia un tiempo volando y hoy día lo sigue haciendo, desde entonces vivo relacionado con el vuelo libre con suma pasión. Me gusta el vuelo de distancia, hago también paramotor y trabajo en una escuela de vuelo. Me fascina la lectura y elaborar textos didácticos de vuelo.