La mayoría de incidentes y accidentes ocurren en la fase de despegue, y suele ser por falta de control o sobre-pilotar: La vela infla de golpe y te saca a volar descolocado, o bien sufres una plegada nada más despegar, o frenas antes de tiempo y te llevas un arrastrón…
Cuando practicas «kiting» o control de campana estás desarrollando tu memoria física y tus reflejos para responder de forma inmediata y proporcionada ante determinadas situaciones. Aprenderás a sentir la vela y desarrollarás tu sistema kinestésico.
Sigue practicando hasta que no te resulte un esfuerzo físico sino un juego placentero, incluso con viento fuerte, «agrandaras» tu ventana para volar, ganarás confianza y reduciras tu nivel de streess a la hora de despegar.

*Foto: haciendo control de campana con la Cure 2, vela EN C de BGD. Mira nuestra video review aquí.