“Bajo un árbol, en descanso”. Así ha comunicado la familia de James Oroc Johnston, más conocido como ‘Kiwi’ por su origen, el hallazgo del desaparecido piloto el pasado viernes 18 de septiembre de 2020. Kiwi había salido en un vuelo de cross country el día 22 de agosto, del cual no regresó. Sus amigos rápidamente dieron la voz de alarma e iniciaron su búsqueda a partir del último punto emitido por su localizador personal GPS, sin embargo, los esfuerzos fueron infructuosos y la búsqueda oficial se suspendió tras una semana. Entonces, sus más cercanos impulsaron una campaña en GoFundMe para financiar una operación de búsqueda privada por tierra y aire, en la cual se reunieron cerca de cien mil dólares y en la que además se involucraron amigos de todo el mundo a través de la revisión de imágenes satelitales de la zona para intentar localizar el parapente.

Carteles en la zona ofreciendo hasta U$10.000 de recompensa por información que condujera a encontrar al piloto desaparecido

Tras 4 semanas sin noticias, el jueves 17 se alertaba del hallazgo de su parapente, en una zona remota a unos 16 km del punto en el que desapareciera el piloto, y sin bandas ni señales del arnés. A partir de ahí, se aceleraba la búsqueda local que daba frutos por fin el viernes, con el peor desenlace posible.

“Es con gran alivio y profundo pesar que compartimos que se ha encontrado a James, descansando en paz bajo un árbol. En este momento estos son los únicos detalles que tenemos sobre las circunstancias particulares que llevaron a James a su prematura partida mientras volaba en Nevada. Veterano piloto con 30 años en la comunidad mundial de parapente, Kiwi conectó con una increíble red de pilotos que se reunieron desde todos los lugares del mundo para encontrarlo. Nunca podremos agradecerles lo suficiente”, ha expresado Amanda Jane, miembro del equipo de búsqueda en la página de GoFundMe dedicada a su búsqueda.

Según los investigadores, el piloto habría fallecido de forma «instantánea» al impactar con el suelo tras una caída a gran velocidad, seguramente provocada por una incidencia violenta en vuelo. Nunca llegó a lanzar el paracaídas de emergencia.

En la página de Facebook abierta para la operación de búsqueda se darán detalles sobre la despedida final a James “Kiwi” Johnston: https://www.facebook.com/FindThatKiwi