Para las pruebas de colapsos se utilizan parámetros en porcentajes, que son identificados de manera prefijada con líneas negras (o el color que sea necesario para constrastar precisamente con el parapente a test) que se ubican en el intradós y extradós del parapente de prueba especificado por el propio laboratorio de prueba.

imagen DHV

Estas marcas deben ser contrastantes y fácilmente reconocibles para luego ser examinadas en un vídeo donde se debe apreciar con detalle que la tela plegada concuerda con las marcas de plegado/porcentaje prefijado (es decir, con la línea dibujada) con una cámara sujeta a la rodilla del piloto de pruebas para corroborar que todo esté en su sitio, por así decirlo, todas ellas son posiciones de los porcentajes de cada plegada/colapso y se colocan con el parapente plano sobre el suelo.

Por ejemplo, en la siguiente figura, podemos observar unas marcas que corresponden a un gran colapso ásimetrico. El punto A es la intersección aparente entre el borde de ataque plegado y el borde posterior, el punto B, es donde finaliza el pliegue de colapso sobre el borde de ataque del plano abierto. Para colapsar el ala dentro de esta marca, el borde de ataque debe colapsarse entre los dos bordes de ataque, las marcas y el punto A deben estar entre las dos marcas del borde de fuga tal como se ve en la gráfica.

A continuación podemos ver con detalle todos los porcentajes prefijados de las marcas de colapsos para todas las pruebas que, como se dijo anteriormente, deben ser totalmente contrastantes para que tanto el piloto como la cámara lo capten al detalle para un colapso simétrico frontal (donde también hay marcas de este tipo en el extradós, hechas con el parapente plano sobre suelo), de modo que si el piloto no alcance a verlas para ello el vídeo es de suma utilidad para registrarlos, ya que al estar por delante del piloto cuenta con un mejor ángulo de visión y con ello se pueda corroborar posteriormente que dicho colapso está dentro del margen correspondiente a estas marcas.

Estos colapsos al mismo tiempo son cronometrados, se tendrá en cuenta el margen que tiene el piloto para reaccionar y accionar, lo que será un factor clave en la homologación de cada parapente.

Aquí sí puedes ver parte de las pruebas de certificación.

Tener en cuenta que, como has visto hasta aquí, al principio de cada colapso inducido difiere mucho de los que tendrá un piloto en vuelo real, sólo porque en un vuelo real donde no se simulan colapsos/siv el parapente no estará volando de manera estabilizada como sucede en aire laminar y/o encima del agua. Entonces si tienes un colapso en un vuelo real, tu parapente seguramente estará en una posición diferente respecto al horizonte. Un ejemplo: si el parapente está por delante tuyo (en una abatida asimétrica que no es controlada) el colapso que sigue se comportará de manera diferente a los probados. Es por ello que es recomendable y muy importante leer el manual de tu parapente, las indicaciones de los fabricantes y no alterar ningún factor que afecte a la homologación y los comportamientos correspondientes del mismo, carga alar, regulación del arnés, tipo de arnés, etc.