El Torre, ubicado en Chaltén, Argentina, con una altura de 3128m, presenta gran dificultad de escalada junto a una meteorología hostil en un sitio inmenso e inhóspito. Una vez alcanzada la cima junto a su equipo y tras pasar una noche allí, el despegue, realizado bien temprano para evitar térmicas, pequeño y determinante, se muestra exclusivo para valientes, como podemos apreciar en las excelentes tomas registradas con dron del imponente sitio.

Fabian Buhl preparándose para el despegue

«Para mi sorpresa, desgraciadamente el viento venía bastante racheado y en la dirección equivocada», ha explicado el escalador a la Revista Desnivel. «Así que mi salto fue desde cinco metros por debajo de la cumbre, para protegerme y poder despegar a sotavento. Traté de concentrarme y seguir siendo razonable con mis elecciones, esperé un poco de viento y levanté la vela, pero desafortunadamente vino un poco de lado, así que tuve que parar y ajustar, lo que acortó mi fase de aceleración. Otros tres pasos más y el terreno se volvió mucho más empinado y salté un poco para cargar todo mi peso en la vela».

«Recorrí los 60° de pendiente, antes de que el parapente saltara por el acantilado y tuviera 1.500 metros de vacío debajo de mí, dejé que la adrenalina se apoderase de mi en ese despegue imperfecto. Disfruté mucho del hermoso paisaje, volando entre el Fitz y la Torre Range mientras salía el sol. Fue uno de los momentos más mágicos que he experimentado hasta ahora durante mi corta carrera de vuelo en parapente.

Después de 17 minutos de puro placer, aterricé muy suavemente en el glaciar de abajo y comencé mi camino de regreso a El Chaltén. Fue muy sencillo, me complació estar ya a mediodía en la ciudad tomando café. Pensé en mis amigos, que todavía tenían un largo descenso en rapel y, luego, una buena caminata de regreso.

Volar desde montañas como esta solo es posible si todo va bien y tienes la suerte de que el viento está de tu lado. Hasta el momento, se ha volado tres veces desde la cima del Cerro Torre, pero todos fueron transportados en helicóptero a la cumbre. También los hermanos Pin escalaron la ruta Ragni en 1988, pero no tuvieron suerte con el viento y necesitaron rapelar. Me siento súper afortunado de haber tenido la suerte de escalar y poder volar», concluyó Buhl.

Con nuestro más sincero asombro y felicitaciones, compartimos el video registro de la hazaña de Fabian Buhl y su equipo.  

Ficha Técnica:

Fecha: 05-07 Feb 2020

Ubicación: Valle del Cerro Torre, Chalten, Argentina.

Escaladores: Christopher Ogier, Jean Baptiste Tapie, Fabian Buhl, Laura Thiefentaler, Mathieu Perrussel y Rafaela Haug.

Piloto: Fabian Buhl.

Cámaras: Laura Thiefentaler, Rafaela Haug & Fabian Buhl.

Drone: Jeff & Priti Wright.

Musica: OM-Meditation is the practice of death.

Sigue a Fabian Buhl en Instagram: https://www.instagram.com/fabi_buhl/