El nuevo parapente Kangri diseñado por la marca alemana se presenta como una vela de bajo peso orientada al hike&fly y vivac, con 3,7 kg para la talla S. Esta ligereza se ha conseguido gracias a la combinación de materiales ligeros y duraderos, tanto en la vela en sí como en el suspentaje de este parapente de tres bandas. Con un alargamiento de 6,3 y 57 cajones, la marca propone una homologación EN-B para las tallas M y L, y homologación EN-C para la talla S, aunque dicha homologación está aún pendiente.

Morro de tiburón en el borde de ataque del Kangri.

En palabras del fabricante, el Kangri se mantiene estable volando en térmicas y las sensaciones que transmite al piloto le permitirán centrarlas de manera intuitiva. UP también asegura que es un parapente que se defenderá con solvencia tanto en condiciones suaves como con viento más fuerte, gracias a su borde de ataque con morro de tiburón y a su excelente velocidad acelerado, hasta 16 km/h extra. Esta última es una cualidad que lo diferencia de otros parapentes EN-B.

En el despegue la Kangri promete ser fácil, sin tendencia a adelantarse, esperando para volar hasta que el piloto le dé la señal de salida.

Las dos posibles combinaciones de color del Kangri, sky/orange y red/lime.

Por todas esta cualidades, el fabricante recomienda el Kangri para pilotos con una experiencia de vuelo de al menos 40 horas por año ya que, a pesar de la comodidad y seguridad que supone la homologación EN-B alta, en UP aseguran que sus prestaciones y velocidad en vuelo la hacen equiparable a una vela de categorías superiores.

Su bajo peso la hace adecuada para hike&fly y vuelo vivac, y también facilita el transporte en viaje.

Para más información sobre el Kangri visita https://www.up-paragliders.com/en/products/paragliders/kangri