Bonanza 2, la nueva maquina de XC de GIN

Tras una larga espera llega por fin el nuevo parapente EN C de Gin Gliders, “convirtiéndose”, casi 20 años después, en la segunda generación del modelo del mismo nombre que en su momento fue un best-seller.
Para este Bonanza 2, Gin Seok y el equipo de I+D de la marca coreana estuvieron trabajando durante más de 2 años, aplicando nuevas tecnologías y desarrollos para conseguir un parapente C que les dejase plenamente satisfechos. El modelo definitivo cuenta con una estética refinada, muy limpio de líneas, con presión y mucha tensión. Tiene además una construcción interna sofisticada y una completa optimización de materiales.

En Ojovolador tuvimos la posibilidad de hacer un par de sesiones de prueba con el Bonanza 2. Fueron vuelos gratificantes que nos permitieron disfrutar de la suavidad en vuelo que ofrece este parapente, de sus sobresalientes características para girar y un rendimiento y estilo de pilotaje avanzado que, sin duda, lo sitúan como un modelo de referencia para la categoría Sport.

Mira nuestro vuelo de test con el GIN Bonanza 2
Gin Bonanza 2 alargamiento de 6,44

Características principales
El Gin Bonanza 2 es un parapente con alargamiento real de 6,44 y 4,92 proyectado. Tiene 71 cajones y está disponible en 3 combinaciones de color y seis tallas que abarcan desde la XXS con rango de pesos de 60-75 hasta la XL de 105-130 kg.

Nosotros tuvimos a nuestra disposición la talla L que va de 95 a 115, la cual volamos con silla ligera para quedar justo en el rango superior, 115 kg.

Gin Bonanza 2, construcción de calidad
y muchos detalles.

Detalles
La construcción de Gin es detallista y hasta lujosa, sobre todo en los modelos más avanzados. Por ello es gratificante comprobar cómo este «humilde» modelo Sport cuenta con detalles de construcción y tecnologías usualmente destinados a los parapentes de clase alta. El Bonanza 2 cuenta con muchos detalles apreciables a primera vista, como el morro de tiburón con varillas de Nitinol, así como toda suerte de tecnologías y siglas, como la Tecnología de Presión Equilibrada (EPT), que influyen en la mejora de estabilidad y el rendimiento.
El suspentaje en Aramida optimizado es todo sin funda.

Smart Risers – Gin Bonanza 2

El sistema de bandas denominado “bandas inteligentes” es un tres bandas optimizado con un reenvío en dyneema en la banda B para permitir un pilotaje tipo dos bandas. Cuenta con clips magnéticos y anillas de baja fricción en vez de poleas

Interior de la Gin Bonanza 2

La línea del estabilo está diferenciada para identificarla fácilmente en caso de que necesites sacar una corbata
La construcción interna optimizada cuenta con «cintas de carga cruzadas»
Mini Costillas en el borde de fuga mejoran la linea de freno, mejoran el tacto y el rendimiento
El acelerador cuenta con poleas Harken
El tejido es de 38 g/m2 en el extradós e intradós de la parte delantera y 32g/m2 en el extradós e intradós de la parte trasera

Inflado y despegue
El Bonanza 2 es un parapente bastante ligero y eso se nota desde el inflado: un leve tirón de bandas basta para que la vela inicie la subida, pero comprobamos que este modelo tiene su punto “técnico” y requiere de atención por parte del piloto. Es necesario mantener una ligera presión sobre las bandas, de otro modo el inflado puede venir a trompicones.
Una vez que la vela se posiciona sobre la cabeza es muy fácil de mantener allí. Para despegar sólo bastan un par de pasos y la sustentación llega contundente como un cañonazo.

Gin Bonanza 2, en el aire es solida y precisa

En el aire la Bonanza 2 deja sentir su suavidad y la precisión en el pilotaje, este es un parapente de rendimiento puro, de trazadas exactas y trayectorias con mucho aplomo. La sensación en vuelo es similar a la que ofrece el Boomerang 11 pero manteniendo una gran presión interna y desde luego mucha más tranquilidad para el piloto.

Giro gradual y con precisión milimétrica. Gin Bonanza 2

Giro suave y preciso
Aquel día, en cuanto salí a volar el Bonanza 2, me dirigí flotando hacia la térmica de servicio y de una forma completamente natural el parapente me permitió enroscar aquella primera ascendencia con una facilidad pasmosa, bastaron unos segundos para que una enorme sonrisa brotara de mi rostro. Este parapente me deja sacar mi mejor pilotaje y me hace sentir cómodo en vuelo.
El Bonanza 2 ofrece sensibilidad con un tacto suave y preciso. La vela funciona en bloque y mantiene la tensión, pero las puntas son sensibles y transmiten mucha información al piloto. Sin embargo, mantienen la presión y no pliegan fácilmente.
El giro natural de este parapente es el giro de rendimiento plano y eficaz, se pueden enroscar y centrifugar núcleos estrechos pero como mejor se mueve es girando plano.
El tacto de freno es muy suave y apenas son necesarios 20 cm de recorrido para el vuelo de rendimiento. El resto de aquel vuelo de test estuve navegando y cambiando de focos térmicos para valorar las capacidades del Bonanza 2 en toda clase de ascendencias, térmicas estrechas, amplias, termoladera y, de vez en cuando, también apoyándome en las laderas con vuelo dinámico. Mi conclusión es que el Bonanza 2 ofrece un tacto muy agradable con un rendimiento endiabladamente eficaz.

Gin Bonanza 2. La vocación natural de este parapente es el vuelo de distancia. Su forma de girar, plana, sensible y muy eficaz, se complementa a la perfección con sus atributos para navegar y planear.

Creado para planear
El Bonanza 2 es definitivamente un parapente de rendimiento, su vocación natural es el vuelo de distancia. Su forma de girar, plana, sensible y muy eficaz, se complementa a la perfección con sus atributos para navegar y planear.
El nuevo Sport de Gin es muy estable al navegar ya que mantiene trayectorias y planeos muy precisos. Pero además parece pedir a gritos que pisemos el acelerador a fondo, por lo menos la mitad, ya que la vela gana en aplomo y solidez, pero es que además es cuando tenemos esta ganancia de velocidad con la que podemos emplearnos a fondo pilotando con las bandas C de forma dinámica y “exprimiendo” las burbujas que nos encontramos por el camino.
El Bonanza 2 cuentas con unas bandas con su personalidad propia, han prescindido de las bolitas que tiene el Boomerang 11, o de las barritas que proponen otros fabricantes, con este parapente simplemente nos sujetamos a las bandas, pero es importante tirar de ellas hacia abajo, es entonces cuando un reenvío en Dynema ejerce su efecto bajando también la banda B. Así podemos ejercer un pilotaje dinámico y preciso sobre el ángulo de ataque de la vela.

Gin Bonanza 2

Velocidades
Con una velocidad a manos libres sobre 40 km/h y una velocidad máxima sobre los 54 km/h plenamente utilizables, podría decirse que este parapente Sport simplemente es “rapidito” y poco más, sin embargo, lo mejor es que a esta velocidades mantiene un nivel de rendimiento sorprendente. Lo cual, en conjunto con el pilotaje a las bandas traseras, te posibilita mantener un ritmo de vuelo elevado. El Bonanza 2 puede navegar a toda velocidad casi de forma continuada. En muy poco tiempo me sentí cómodo con el pedal de acelerador, funciona muy bien, y es suave de accionar.

Seguridad.
Este parapente ofrece un estilo de pilotaje avanzado pero tranquilo, los movimientos en los ejes están amortiguados y son previsibles. Este es un parapente al alcance de cualquier piloto que haya volando con solvencia un EN B alto.

Conclusión
Este hermanito menor del Boomerang 11 es un lobo con piel de cordero. Su rendimiento para subir en térmica es simplemente espectacular, transmite los movimientos del aire y ayuda al piloto a centrar los núcleos haciendo que cualquier ascendencia, por tenue que sea, represente una oportunidad para remontar. Además, a la hora de planear podemos mantener ritmos elevados de vuelo aprovechando sus bandas inteligentes que funcionan realmente bien. Por estas razones nos encontramos con un parapente 100% XC.

+Info: https://www.gingliders.com/es/paragliders/bonanza-2/

En España: https://www.kasana.es/producto-gingliders-bonanza-2