Punk, el nombre algo salvaje que BGD decidió utilizar para su nuevo parapente intermedio le queda como anillo al dedo al sucesor del Base, un modelo que ofrece un estilo y un carisma un poco fuera de lo que esperamos en un parapente de homologación EN B.
En el Punk lo más importante es la personalidad de vuelo: es el sabor, el “color” y las sensaciones que transmite al piloto.

El nuevo Punk es definitivamente un parapente con personalidad de vuelo freestyle, y ofrece un pilotaje dinámico y divertido.
Estas características encajan bien con el nivel de seguridad que esperamos en un parapente EN B alto, aunque, eso sí, tanta maniobrabilidad invita a jugar, así que tendremos que ser prudentes para progresar y conocer a fondo su pilotaje.

Características principales

Una estetica y colorido vibrante y atractiva.

El Punk es un parapente EN B recreativo de tres bandas (bandas A separadas) con alargamiento moderado de 4,07 proyectado y 5,4 real. Las 5 tallas del Punk abarcan a pilotos con pesos desde los aproximadamente 40 kg para la talla XS, hasta unos 110 kg para su talla XL.
Este modelo resulta bastante ligero, con 5,1 kg de peso de la vela para la talla M.
Ello es posible ya que, a pesar de utilizar tejidos robustos de 40gr/m2, cuenta con un cuidado diseño interior que incorpora detalles como las costillas de “triple dedo” que atraviesan los orificios de los cajones, permitiendo un sofisticado y eficaz reparto de pesos y cargas internas, o el CCB Cord Cut Billow que consigue un borde de ataque y extradós muy limpio con tan solo 54 cajones.

Línea de freno impecable, mando directo y preciso.

Vuelos de prueba

Tras unos cuantos vuelos, mucha diversión y unos cuantos subidones de adrenalina, te puedo contar algunas de mis impresiones sobre este parapente, sus características de vuelo y para quién creo que esta dirigido.

Control en tierra y despegue

Ya en los primeros pre inflados noté la ligereza de los comandos y la respuesta inmediata de la vela. Inflar el Punk es un juego, sube parejo, pide poco esfuerzo y cuando sube lo hace con presión y cohesión.

Ágil y juguetón , el Punk ofrece muy buen manejo en tierra.

Casi da igual como dejes la vela, con un poco de brisa la puedes inflar y subir casi de cualquier manera.
Una vez sobre la cabeza conviene mantenerla un toque calzada de frenos ya que si la dejas suelta tiene cierta tendencia a guiñar, es decir las puntas pueden moverse hacia delante y atrás. Los estabilos llevan presión y no pliegan pero van ligeros y están un poco “vivos”.

El toque Bruce llevado al extremo

Extradós, limpio y pocos cajones gracias a las diagonales de doble dedo.

En el primer vuelo, una tarde con buena brisa para hacer ladera, salí a volar muy motivado con ganas de jugar. Tras inflar la vela y dar dos pasos, despegué y me metí de lleno en una brisa laminar y densa, perfecta para probar los giros y sacarle el lado más juguetón al Punk.
Apenas me separé un poco de la ladera le metí un giro en plan “waka” y ¡vaya! casi me pasé… Esta vela gira muchísimo, basta con insinuar que quieres girar para iniciar la trayectoria. De hecho, en cada giro la tendencia del ala era ir a más. Si con otros parapentes tienes que aplicarte con los frenos para girar cerrado, con el Punk en cambio tienes que aprender a dosificarte.
Esta característica permite no solo hacer wing-overs y pilotar freestyle con mucha facilidad, el Punk también se merienda las térmicas y no hay núcleo demasiado estrecho para él… Pienso sinceramente que no existe otro parapente de clase Club tan endemoniadamente ágil y eficaz para cerrar el giro.
Para el giro plano, que también lo hace, tienes que calzar la vela y no dejarla que se incline… Este es funcional, pero también más aburrido.

Una vela que te permitirá explorar tus límites en el pilotaje.

Planeo y velocidades

Bruce anuncia 10,5 puntos de planeo, una cifra que no está nada mal – aunque mi “para-sentido” me dice que el Punk no lidera la tabla de los EN B más planeadores. Este parapente planea y rinde de sobra para disfrutar de largos vuelos de Cross e incluso competir, pero las virtudes del Punk, en mi humilde punto de vista, se centran en la maniobrabilidad y los aspectos más recreativos del vuelo.
El pedal del acelerador es suave y altamente eficaz, llevándolo desde los 39 Km/h que tenemos a manos libres, hasta unos 53 Km/h. El planeo se mantiene muy bien hasta medio pedal pero a máxima velocidad se deteriora y solo es rentable si vamos viento en cara. Para mantener el mejor rendimiento en general yo no lo volaría mas allá de tres cuartos de recorrido del pedal.

Eficaz y divertida para hacer wing-overs, atención que no se disparen.

Seguridad

Probé algunas plegadas, frontales y asimétricas, y sentí comodidad y confianza. La vela no no se disparaba y abría con una reacción sana.
Otra cosa es la barrena: en un parapente que gira tanto como este, es fácil suponer que si nos pasamos de rosca la cosa se acelera. Conviene saber lo que nos traemos entre manos y no pasarnos.

Y la misma recomendación aplicable a todos los giros. Como ya dije varias veces, el Punk gira muy bien y hay que tenerlo en cuenta para que esa virtud no llegue a ser una debilidad si un novato entusiasta se pasa de la raya, pues podría meterse en problemas. Por lo tanto, seamos respetuosos y progresemos con cautela al evolucionar con el pilotaje deportivo del Punk.

Para Quién

Varillas de plástico para conformar un potente morro de tiburón.

El Punk es un parapente 100% recreativo, es ideal para los vuelos locales, para hacer ladera y disfrutar de emocionantes tardes de freestyle, así como sentir la fuerza centrífuga de los giros y la emoción de los wing-overs. También es una maravilla para girar núcleos estrechos y sentir toda la fuerza de la naturaleza en tus manos.
Para el vuelo de XC podemos encontrar velas que planeen más, pero pocas te permitirán apurar tanto y rascar en sitios tan estrechos como el Punk.
Por ello puedo definir al Punk como un parapente con una intensa personalidad. Para algunos pilotos esta vela será indiscutiblemente “su estilo”, mientras que aquellos pilotos que vuelan recto y nivelado posiblemente no se encontrarán tan a gusto.

Materiales

Extradós : Dominico N30 42g/m²
Intradós : Porcher Ezzyfly 40g/m²
Estructura interna : Porcher Skytex 40g/m²
Refuerzo de morro : Varilla de plástico de 2,4mm
Bandas : 13mm black Kevlar/nylon webbing
Poleas : Harken and Spenger
Líneas superiores : Liros DC (sin funda)
Líneas intermedias : Edelrid 8000U (sin funda)
Líneas inferiores : Liros PPSL
Frenos : Liros DC

+ Info: http://www.flybgd.com/