El pasado 20 de septiembre, el piloto búlgaro logró romper el récord mundial de infinity con 613 vueltas. El anterior record fue establecido por la estrella del acro español Horacio Llorens hace casi 10 años, con 568 tumblings en los cielos de Nepal. Aquella vez, Veso estaba allí con Horacio y juntos filmaron una película sobre la hazaña.

Para esta marca, Veso subió hasta 6500m en un globo de aire caliente, por encima de los llanos del norte de Bulgaria. El piloto tuvo que usar oxígeno para prevenir la hipoxia. Después de saltar de la canasta del globo con un parapente Session de Ozone de 17m2, comenzó a realizar los infinity tumbling y sólo se vio obligado a parar cuando se dio cuenta de que estaba derivando hacia unos cables de alta tensión, después de completar 613 vueltas en 19 minutos y establecer un nuevo récord mundial. Aquí está el video de la hazaña:

*Puedes seguir a Veso en su página de Facebook: www.facebook.com/vesoovcharov/