Acabo de llegar a Pegalajar (Jaén, Andalucía) para participar en el Campeonato de España de Parapente 2018 y quería dejar constancia de algunos apuntes de rendimiento que tengo hechos para el test del parapente XCRacer, un EN D de 2 líneas orientado al vuelo de alto rendimiento y competición, del nuevo fabricante australiano Flow paragliders.

Flow XCRacer

Y quiero hacerlo ahora antes de dar inicio al campeonato para poder contrastar mis impresiones con los resultados que se podrán ver estos días en el mano a mano entre los siete u ocho XCRacers que ya están inscritos y el resto de parapentes de competición más actuales, como son el Enzo 3 (CCC), el Zeno (EN D) que es su competidor directo, otros modelos como el Gin Boomerang 11 (CCC) que es el parapente que vuelo yo mismo, y el nuevo Meru de UP que también entra fuerte en el segmento de las velas serial de 2 bandas (y que también probaremos pronto).

Flow XCRacer
Pilotando el XCRacer

Para evaluar las características de este nuevo “2 bandas” he contado con la posibilidad de volarlo yo mismo en un par de ocasiones (gracias Roberto Librizzi). También he competido junto a él en la Liga Canaria, un día en condiciones muy flojas y otro en condiciones más normales.

Estos vuelos me han permitido comprobar de forma reiterada tanto las velocidades como los planeos, así como la capacidad para girar en térmica y, por supuesto, las reacciones y la temperatura de pilotaje. En definitiva, los datos que más nos interesan a los competidores.

Y bueno, amigos, aquí van mis conclusiones preliminares:

En este universo de las velas de competición 2017-2018, el XCRacer se posiciona entre el Zeno y el Enzo 3.

En cuanto al pilotaje, el XCRacer es más reactivo y también más calentito que el Zeno. Se mueve más y es más flexible, esto te permite sentir más las térmicas, por ello y bajo mi punto de vista, es más efectivo en condiciones flojas.

Por contra, cuando las condiciones son más turbulentas se mueve, transmite más y requiere correcciones, no sólo cuando giramos, también sucede cuando volamos en transición, acelerando y pilotando con las bandas traseras. El dos bandas de Flow es más exigente, hay que pilotar más y también hacer correcciones asimétricas. En este sentido, el Zeno parece ser más ‘tablón’ y aguanta la turbulencia sin despeinarse ni estresar al piloto.

Subiendo mano a mano Boomerang 11 – XCRacer

En planeo a manos libres y sin viento van prácticamente iguales.  La aerodinámica de la silla, la carga alar, la posición del piloto y los pequeños ajustes con la silla serán lo más determinante.

Con térmica, algo de turbulencia y viento en cara la cosa cambia.
Hasta medio pedal van bastante igualados, pero el Zeno comienza a perder algunos metros. El Flow rebota muy bien, pero Enzo 3 y Boom 11 se van desmarcando poco a poco.

A full pedal
Flow XCRacer

En varias pruebas y con diferentes cargas la cosa quedó más o menos así:
Boomerang 11 y Enzo son 3 las más rápidas. El Boom 11 tiene aún un par de km/h extra que pueden utilizarse a costa de una tasa de caída terrible, pero que puede ser determinante en una llegada a gol.

El Flow XCRacer se queda muy cerquita de las dos velas CCC más top y por delante del Zeno.

Además, recientemente Flow comunicó a sus pilotos unos nuevos ajustes que afectan a las puntas que le permitirían ganar más velocidad y que -supuestamente – la dejan casi a la par que las CCC que mencioné anteriormente.

Detalle de las bandas, Flow XCRacer

En cualquier caso, es realmente sorprendente que un nuevo fabricante presente su primera vela de rendimiento y ésta sea capaz no sólo de igualar al modelo de referencia sino incluso superarlo.

Parece que soplan nuevos vientos en el mundo de la competición en parapente.

*Gracias a Roberto Librizzi de Flow Tenerife por prestarnos este XCRacer para nuestras pruebas.

+Info: http://www.flowparagliders.com.au/
En España: https://www.flowparagliders.es/