A finales de otoño fuimos invitados por Advance a conocer en primicia su nueva vela EN B alta y hacer un par de vuelos invernales en la zona de Grindelwald y Jungfraujoch, en el corazón de los Alpes. Allí pudimos conocer todos los detalles de diseño, desarrollo y construcción por parte del equipo de diseño de la reputada marca suiza. Y lo más importante, realizamos un par de vuelos simples pero muy reveladores, a los que luego sumaríamos otros vuelos de prueba, con la Iota 2 –talla 29, con rango de 105-128 kg- en condiciones más térmicas, en Tenerife.  

El Iota 2 llega con una firme declaración de intenciones por parte de Advance: ser el parapente EN B más eficiente para volar 200 km. ¿Y esto qué significa? Esencialmente, que en esta ocasión, el diseño, las simulaciones, la configuración y hasta los materiales están pensados para que el nuevo Iota posea las características más avanzadas para subir y que ofrezca el máximo rendimiento en planeo con velocidades entre 40 y 50 Km/h. Hasta ahí la letra, vamos a ver la acción. 

Características de diseño

Simulaciones con el equipo de diseño del Advance Iota 2

El Iota 2 es un heredero directo del Sigma 10. Tras cientos de prototipos digitales y simulaciones, en Advance se decantaron por una planta con alargamiento plano de 5.6 puntos y 59 cajones. 

La construcción es, sin duda, perfeccionista, incorporando múltiples detalles y algunas características notables como el “Double 3D-Diamond Shaping”, sistema de modelado que atenúa las fuerzas verticales en la vela, reduce los fruncidos en el borde de ataque en el extradós y evita el efecto bisel. Las mini-costillas, las varillas en el extradós en la zona de anclajes C y una elaborada construcción interior permiten una vela impecable con un reparto homogéneo de tensiones. 

Suspentaje sin funda Advance Iota 2

Todo el suspentaje es sin funda: Edelrid Magix Pro es lo último en tecnología, su rango máximo de estiramiento o encogimiento solo representa un 0,2% (mucho mejor que el Lyros y el Dynema), lo cual significa que con el paso del tiempo no es necesario “trimar” el suspentaje. Según Advance es un suspentaje “cero” mantenimiento y prácticamente eterno. Además, estas líneas vienen coloreadas para identificar fácilmente A, B, C y estabilos. 

Bandas

Las bandas de tres líneas de la Iota 2, con los acabados y estilo perfeccionista de Advance, incorporan como novedad más importante las asas en la banda C para gestionar el cabeceo. 

Test Advance Iota 2 - Ojovolador.com
Bandas del Advance Iota 2

Estas asas resultan muy útiles a la hora de volar XC, ya que este parapente nació para volar acelerado y gracias a ellas es posible desarrollar un pilotaje tipo “bouncing” o rebote al más puro estilo 2-líneas. 

Indicador de planeo Advance Iota 2

Las bandas son finas, aunque el anclaje al mosquetón es grande, y están diferenciadas por color. El acelerador es de dos fases y cuenta con el indicador de velocidad y planeo SPI de la casa (en las bandas) que te ayuda a volar a la mejor velocidad en función del viento y la calidad del día. Una suerte de Speed to Fly marca Advance. Simple pero efectivo. 

Inflado y despegue

Desde los primeros inflados en la nieve pudimos comprobar la nobleza y suavidad del nuevo Iota.

Inflado con el Iota 2

Una leve tensión basta para que la vela inicie la subida. Lo hace de forma progresiva y al llegar a la cabeza apenas pide ajuste. 

En este sentido el Iota 2 se ajusta perfectamente a lo que esperamos de un parapente case Club o EN B, resulta estable y proporcionado de modo que cada despegue es prácticamente un ‘juego de niños’. 

Probando parapente Advance Iota 2
En el Aire

En los vuelos de test que hice con la segunda edición del Iota pude confirmar con plena certeza varios aspectos: La primera sensación es que flotamos de forma eficiente, la vela lleva presión pero no resulta seca o con demasiada tensión. Además, el tacto en general es fluido y el Iota 2 se desplaza en el aire con precisión y suavidad. 

Hay dos características que me impresionaron particularmente cuando probé el EN B alto de Advance. Una de ellas es su extraordinario planeo, del que hablaré más adelante, y la otra, el giro. 

En el primer vuelo en térmica que hice con la Iota 2 la condición era muy suave, con pequeñas burbujas, brisas y muy poca chicha así que cuando me vi subiendo en cada suspiro, manteniéndome en núcleos suaves y estrechos con facilidad y poco esfuerzo, me di cuenta que este parapente es sobresaliente.

Maniobrabilidad, precisión y suavidad con una capacidad muy notable para subir, son algunas cualidades de la Iota 2

Además, y para confirmar mis sensaciones, en algunos momentos compartí el vuelo con varios parapentes de todos los niveles y, a pesar de encontrarnos en las mismas zonas, no me resultó difícil sobresalir. Me sentía cómodo, apenas 20 cm son necesarios para centrar los núcleos más tenues. El Iota 2 parece flotar y moverse a su antojo por la térmica, sus semiplanos transmiten lo que pasa en el aire y te permiten descifrar las ascendencias y sacar el mayor provecho a cada giro. 

Planeo de gama alta

En ese primer y glorioso vuelo con la Iota 2 -una larga transición en medio de los Alpes suizos desde Jungfrau a Interlaken, ya me impresionó la tasa de planeo de esta vela, de hecho tuve la sensación de llegar mucho más lejos de lo que había estimado. Una sensación que solo he sentido volando velas de las clases más avanzadas.  

Advance Iota 2, planeo de gama alta.

Este parapente resulta extremadamente limpio de líneas y eficaz, la estabilidad de cabeceo es notable; tenemos una vela que ante la turbulencia ofrece una abatida moderada y hacia adelante, gracias al morro de tiburón de Advance. 

La polar extremadamente plana sumada a una fácil y eficiente gestión del vuelo acelerado con el uso de las bandas C, te permite aprovechar técnicas avanzadas de vuelo como el rebote o bouncing, y gracias a ello es posible exprimir al máximo el planeo, especialmente en aire movido.  

Tras los vuelos que hice con el Iota 2 puedo afirmar sin pestañear que el Iota 2 ofrece un planeo sobresaliente con más de 10 puntos. Falta ver qué novedades aparecen para el 2018, pero en mi punto de vista el Iota en este momento es la referencia en rendimiento en la clase club o EN B. 

Seguridad

La misma estabilidad en cabeceo que lo hace tan eficaz en transiciones, permite que el Iota 2 sea muy noble y resulte amortiguado y predecible. No tiene ninguna tendencia a desbocarse y con un poco de pilotaje activo lo tendremos siempre bajo control.  

En mis vuelos probé el vuelo lento con pre-pérdida y entrada en parachutaje. Toda la maniobra es muy sana: durante el primer tramo el mando se va endureciendo progresivamente, y ya con las manos a la altura de las caderas notamos como llega el desplome. En este punto puedes provocar una pérdida estabilizada o recuperar el vuelo nivelado. Y esto la Iota 2 lo hace de manera noble, la abatida es suave “mordiendo” hacia adelante. Una característica muy positiva a la hora de navegar en aire movido como llegamos a comprobar posteriormente. 

Las plegadas provocadas abren de inmediato y apenas desvían el curso de vuelo.  

En resumen, en cuanto a seguridad podemos situar el Iota 2 como un EN B medio, es decir, resulta un parapente asequible. Mi consejo para los pilotos menos expertos es que tengan precaución a la hora de aterrizar porque se van a encontrar con un planeo final largo, muy largo… 

Advance Iota 2

Velocidades

El máximo planeo lo tenemos a manos libres o a toque de acelerador, pero nos encontramos con una curva polar plana. Esto significa que desde los 39 hasta los 50 Km/h mantenemos casi el mismo rendimiento en planeo, lo que se traduce en un vuelo rápido y muy eficiente, especialmente en tramos viento de cara. 

El acelerador es blando y muy utilizable, además la vela mantiene la presión y solidez sin mostrar ni una arruga ni vibración. Ello permite pisar a fondo sin el menor atisbo de estrés. El recorrido de acelerador es plenamente utilizable tanto por rendimiento como por seguridad. 

La única pega que le encontré al Iota 2 es su velocidad máxima, que ronda los 50-52 km/h es decir unos 2 km/h menos que muchos EN B. 

Conclusión

Advance Iota 2
Advance Iota 2

Durante los últimos años la marca helvética ha creado parapentes muy equilibrados, con buen giro, seguridad y buen rendimiento, pero sin llegar a ser considerados de los más performantes… Pero en esta ocasión Advance ha decidido hacer un cambio de registro, el Iota 2 ha sido parido para el mejor rendimiento posible en vuelo de cross country, y para ello lo han dotado de las mejores características para subir y el mejor planeo posible para la clase EN B. 

Para quién

La Iota 2 es una nave para volar XC, y no solo para pilotos en progresión o intermedios. El tacto, el giro, el planeo y la comodidad de volar sin estrés hacen que el nuevo Iota resulte tremendamente atractivo para pilotos más expertos que deseen contar con un nivel top de rendimiento, sin renunciar a un gran compromiso de seguridad.

Lo +: El planeo más top de la clase EN B. El giro y la capacidad para subir.
Lo -: Velocidad máxima limitada. Es un parapente exquisito y su precio lo refleja.

Datos Técnicos Iota 2

IOTA 2 ….  21 23 25 27 29
Superficie real m2 21.8 23.7 25.7 27.7 29.7
Superficie proyectada m2 18.8 20.4 22.2 23.9 25.6
Peso de despegue recomendado kg 65 – 75 75 – 85 85 – 97 97 – 110 110 – 125
Peso total en vuelo recomendado kg 60 – 77 70 – 88 80 – 100 92 – 114 105 – 128
Peso del ala kg 4.3 4.6 4.85 5.15 5.4
Envergadura m 11.1 11.5 12 12.5 12.9
Superficie proyectada m 8.9 9.3 9.7 10.0 10.4
Alargamiento plano 5.6 5.6 5.6 5.6 5.6
Alargamiento proyectado 4.23 4.23 4.23 4.23 4.23
Cantidad de Cajones 59 59 59 59 59
Homologación EN B EN B EN B EN B EN B

+Info: www.advance.ch
En España: www.draconexion.com