¡Horacio Llorens se une a miles de estorninos en vuelo!

Asesorado por ornitólogos locales, el maestro español de acro consiguió volar con cientos de miles de estorninos en un paramotor eléctrico y unirse a la bandada.

405

Un sueño hecho realidad para el 5 veces campeón del mundo de acro y aventurero español, que viajó a Dinamarca para volar en el “Sol Negro” – un evento natural que ocurre cada otoño, cuando más de 1 millón de estorninos migran hacia el sur por el invierno y, como se mueven en formaciones que recuerdan a una danza, parecen oscurecer la puesta de sol. Los lugareños lo llaman ‘Sorta Sol’.

Paramotor con estorninos. Foto:© ESBEN ZØLLNER / Red Bull

Horacio fue un invitado inesperado en el sol negro de este año, cuando se acercó a la bandada en su parapente propulsado por un paramotor eléctrico. La primera vez llevaba el motor apagado mientras planeaba cerca de las aves, pero éstas se alejaron. Luego los estorninos comenzaron a acercarse al darse cuenta que el parapente era simplemente un pájaro grande y no un depredador, o eso es lo que piensa Horacio.

La segunda vez que volé con ellos se mantuvieron en la zona, hicieron grupos y volaron alrededor de mí. Yo creo que reconocieron que no era un depredador y que no los atacaba, que no iba a por ellos. Y yo volaba de una manera suave, gentil, sin hacer movimientos violentos, muy estable y nada agresivo. Así que la experiencia fue muy bonita.

La aventura estuvo lejos de cualquier improvisación. Para poder volar en los pantanos de Tøndermarsken, un área protegida para estas aves, Horacio tuvo que obtener el permiso del Ministerio de Medio Ambiente de Dinamarca, y trabajó estrechamente con dos conocidos ornitólogos que trabajan en la zona, que estaban interesados en observar cómo las aves reaccionarían a un parapente uniéndose a ellos durante el vuelo.

Ojovolador contactó a Horacio para preguntarle cómo logró no molestar o lastimar a los estorninos con el paramotor:

“Los ornitólogos con los que trabajamos han filmado a los estorninos con drones a menudo, así que nos dijeron que las aves estaban muy habituadas a que los drones se les acercaran, que no se asustaban con su presencia o el ruido, sólo los evitaban. Y nunca ha impactado ningún pájaro con un dron”, contesta Horacio. “Nos dieron el visto bueno después de ver mi material, mis vídeos, y me recomendaron cómo aproximarme a los estorninos, por dónde llegar a la bandada”.

Frands Soberra y Horacio Llorens. Photo:© ESBEN ZØLLNER / Red Bull
El ornitólogo Frands Soberra asesoró a Horacio y se aseguró que los estorninos no sufrieran ningún daño. Foto:© ESBEN ZØLLNER / Red Bull

Además, uno de los más importantes ornitólogos de Dinamarca, Frands Sorberra, estuvo presente durante el rodaje para asegurarse de que se tomaran todas las precauciones necesarias para garantizar la seguridad y bienestar de las aves.

“No tuve ningún problema con ellos, y eso que eran muchos miles de pájaros los que volaron alrededor de mí. Ninguno tocó mi vela, ni mis líneas, ni el motor. ¡Por supuesto, ningún pájaro fue herido!”, dice el piloto español.

“Generalmente, en el parapente puedes volar cerca de tres o cuatro aves, pero poder volar con miles de ellas es simplemente una oportunidad única”.

Horacio voló con un paramotor Kangook propulsado por un motor eléctrico Paracell V12.2.

Horacio paramotor con estorninos. Foto:© ESBEN ZØLLNER / Red Bull

“Sí es cierto que el paramotor eléctrico hace cierto ruido, pero mucho menos que uno normal sobre todo al ralentí. Con poquito gas hacía muy muy poquito ruido y molestaba mucho menos. Vi que -como cualquier pájaro- los estorninos me reconocían, como un obstáculo o quizás un ave ruidosa, pero luego no se alejaban”, nos explicó Horacio.

“La sensación de volar con esta bandada de aves es diferente a cualquier cosa que haya hecho. Me sentí como parte de la bandada, sentí que me estaban aceptando… ¡fue un sueño hecho realidad!”

+Info: https://www.redbull.com/int-en/horacio-llorens-black-sun-paragliding

*Sigue a Horacio en su página de Facebook: https://www.facebook.com/acroracio/