Viajé a Estados Unidos el pasado mes de julio, exactamente al gran evento aeronáutico EAA AirVenture Oshkosh, en el estado de Wisconsin, para reunirme con el equipo PARADIGM AEROBATIC TEAM, un equipo de paramotor acrobático de alto nivel compuesto por 7 pilotos estadounidenses, además de mi hermano David y el campeón del mundo Alex Mateos (que estuvieron el año pasado, pero no éste) y yo.

Paramotor en Oshkosh 2017
Los pilotos del Paradigm Aerobatic Team en Oshkosh: Kyle Mooney, Tucker Gott, los hermanos Adriel, Ethan, Jadon y Doran Martin, y yo

Este equipo recién creado hace un año, nació con la idea de reunir a los mejores pilotos del mundo y promover el deporte del paramotor viajando por los mejores festivales de Estados Unidos. Según nos cuenta el fundador del equipo, Eric Farewell, trabajaron cerca de 4 años para obtener todos los permisos, licencias y convencer a toda la organización del evento en Oshkosh que podríamos hacer una exhibición a la altura que merece el evento, no olvidemos que es el mayor festival aeronáutico que se realiza en este planeta con un total de casi 600.000 personas dentro del recinto durante la semana.

OSH2017 Wednesday Night Airshow

Wednesday night airshow at OSH2017 highlight reel. Our fav was the B-1B flyby with all afterburners lit and the vapor fest as it turned east over the lake. The Shell Aero Team was awesome as always plus much, much more, enjoy!

#OSH2017 #EAA #EAAAirVenture #airshow #AirVenture2017 #EAATheSpiritofAviation

Posted by AIRSHOWVID.COM on jueves, 27 de julio de 2017

 

Para que os hagáis una idea, es un aeropuerto cerrado durante siete días solo para este festival, con más de 10.000 tipos de aeronaves, exhibiciones aéreas todos los días y varias noches con fuegos artificiales en los aviones y demás.

Por otra parte, también muchos hangares con todo tipo de productos relacionados con la aviación, expositores, centros de investigaciones, innovaciones, novedades, etc. Es como la Copa Icaro de la aviación, pero a lo americano, es decir, “a lo bestia”.

El EAA AirVenture Oshkosh es un encuentro anual de entusiastas de la aviación y aeronaves que desde 1970 se celebra cada verano en el Aeropuerto Regional de Wittman en Oshkosh, Wisconsin, Estados Unidos. Es patrocinado por la Asociación de Aeronaves Experimentales (EAA), organización internacional con sede en Oshkosh, y es el más grande de su tipo en el mundo. El evento dura una semana y, durante el mismo, la torre de control del aeropuerto se convierte en la más atareada del planeta. La EAA fue fundada en 1953 por personas interesadas en construir sus propios aeroplanos. Hoy la organización dice que su foco está en “compartir el espíritu de la aviación con la comunidad más apasionada del mundo de pilotos, constructores y aficionados”. La EAA ha ido ampliando su misión para incluir antigüedades, clásicos, aviones acrobáticos, ultraligeros, helicópteros, aeronaves de fabricación moderna y, ahora, paramotores.

Para nuestro espectáculo éramos en total siete pilotos, 6 de ellos despegaban desde el suelo justo delante de todo el público y hacían unos giros sincronizados en equipos de dos a través de varias pilonas.

Yo era como la sorpresa del espectáculo y despegaba en otro campo y aparecía directamente en vuelo a 600 metros por detrás del público y cuando los otros pilotos del equipo terminaban de girar por las pilonas, se apartaban a los lados y comenzaban a coger altura, ahí entraba yo.

A través de un micrófono situado con muchos altavoces a lo largo de la pista del aeropuerto el speaker decía a todos: ¡Ahora mirad hacia arriba!, y comenzaba mi show con acrobacia radical, sats, tumblings, helicópteros, etc.

Después, cuando yo terminaba, me apartaba de nuevo hacia a un lado mientras los otros miembros ya habían cogido la altura y comenzaban a hacer wingovers sincronizados, barrenas espejo y loopings.

El espectáculo duraba 12 minutos exactos y ya lo entrenamos durante 5 días antes en otro aeródromo privado durante todas las mañanas y las tardes, así que era una coreografía bien estudiada y entrenada.

Sin duda lo más espectacular, aparte de hacer un show para más de 100.000 personas debajo tuyo esperando, la mejor experiencia de mi vida hasta el momento fue compartir el cielo con un bombardero B-1B rompiendo la barrera del sonido apenas a 200 metros de mí, ¡algo ÚNICO e IRREPETIBLE!

Todo estaba organizado en el briefing y aunque había cierto tipo de riesgo y miedo, la seguridad en nuestro deporte y en un evento de este tipo es lo primero, así que salió todo según lo planeado (el año pasado estábamos juntos mi hermano y yo en el aire y compartimos el cielo con dos F-18, así que estamos empezando a acostumbrarnos a volar con estas aeronaves, jajaja).

Nos coordinábamos todos a través de radio en la misma frecuencia y a la vez nuestro manager, con otra radio con la frecuencia de la torre de control para sincronizar nuestro espectáculo.

El equipo que llevaba es mi paramotor de siempre con el chasis FLYPRODUCTS y motor VITTORAZI Moster Factory 185cc, el parapente es una NIKITA5 17 metros de ICARO PARAGLIDERS y el paracaídas que llevo es un Beamer 3.

Paramotor en Oshkosh 2017
Saludando a los espectadores antes de llegar a la zona de despegue de Oshkosh 2017

Lo más complicado de hacer creo que fue mantener la calma todos unidos como equipo y confiar en que todo saldría bien, porque no todos tienen la oportunidad de actuar en el evento más grande de la aviación en el mundo, con un aforo total este año de casi 600.000 personas dentro del recinto, es algo brutal.
M.

*En este video puedes ver un resumen del show que el Paradigm Aerobatic Team realizó el año pasado cuando se presentó en Oshkosh por primera vez:

+Info: https://www.eaa.org/en/airventure/eaa-airventure-tickets

*Puedes conocer al equipo Paradigm en su web: www.paradigmaerobatics.com/the-team.html y su página de Facebook: www.facebook.com/paradigmaerobatics/

Compartir
Artículo anteriorKuat 2: Nuevo biplaza EN B de Sol Paragliders
Artículo siguienteLa mochila mágica
Manuel 'Malaguita' Tejeiro López
El segundo de los tres hermanos 'Malaguita' (ES), conocidos por sus radicales acrobacias en paramotor, comenzó a volar a los 11 años siguiendo los pasos de su padre y su hermano mayor Javi. A los 17 se convertía en campeón de España de Acro y un par de años más tarde, en 2011, comenzaba a realizar maniobras acro con el paramotor abriendo una nueva modalidad de vuelo con sus hermanos. Desde entonces se dedica al vuelo profesionalmente, como piloto de pruebas para la marca FlyProducts, realizando exhibiciones en distintas partes del mundo y, desde 2016, como piloto de Icaro Paragliders.