BGD Epic: un atractivo y “humilde” EN B, que sorprende por su pilotaje y rendimiento.

Tres buenos vuelos le hicimos al BGD Epic, el nuevo parapente EN B diseñado por Bruce Goldsmith bajo su marca propia, Bruce Goldsmith Design o BGD. El fabricante propone 5 tallas que abarcan desde los 50-65 de la XS hasta los 105-125 kg de la talla L que probamos nosotros. El Epic viene equipado con borde de ataque con morro de tiburón, mini-costillas, puntas elípticas, 42 cajones, 3 bandas, tira-orejas y unos clips de freno magnéticos que solo se dejan quitar hacia abajo desde la posición del piloto. Es un parapente sencillo, con un alargamiento de 5 real y proyectado de tan solo 3.6, lo que lo sitúa como un EN B bajo.

En efecto, sobre la cabeza se ve pequeño y compacto. Acostumbrado como estoy a velas de mayor alargamiento, este Epic me resultó muy de “iniciación”. Además el nuevo y colorido diseño visual ahora incorpora triángulos que acentúan el efecto de parapente alegre e inocente. Sin embargo, cada vuelo me sorprendió y me arrojó interesantes conclusiones.

Unos cuantos vuelos
El primer vuelo que hice con el Epic fue un planeo sin apenas condiciones despegando en Taucho (Tenerife, islas Canarias). Las condiciones eran penosamente suaves y apenas pude girar algunas burbujas, sin embargo, comprobé que el Epic es flotón, manejable y cuenta con un mando cómodo.

Durante los siguientes vuelos realizados durante la 23ª Concentración de Parapente en la Isla de El Hierro, puede volar en condiciones potentes, centrar buenos núcleos, exprimir el pedal a tope y surfear las nubes pero -sobre todo- pude jugar mucho explorando la nota “freestyle” que puede ofrecer el Epic.
También pude comparar velocidad y rendimiento con algunos parapentes actuales de homologación superior.
La cuestión es que este “pequeño parapentito de colores” es un fiera: tiene buen planeo, sube muy bien en térmica y con él puedes navegar a toda velocidad con la vela sólida como el mármol sobre tu cabeza.

BGD Epic
BGD Epic, detalle de las bandas y los nuevos puños de freno.

Inflado de iniciación dócil, noble y regulable.
La vela no pide ningún tipo de preparativo especial para empezar. Es un parapente con un inflado fácil y espíritu “todoterreno”, perfecto para improvisar despegues y salir desde

BGD Epic: Buen inflado y manejable

cualquier sitio. Pide poco esfuerzo al tirar de las bandas aunque tampoco resulta excesivamente ligero. El Epic tiene características que lo hacen válido para la iniciación: se infla de inmediato, mantiene una gran presión, sube centrado, no resulta violento y no tiene tendencia a adelantar.

Tras una corta carrera estamos volando, en el aire se siente y sustenta como un parapente EN B avanzado.

Giro progresivo y proporcionado
El Epic sorprende con una nota “picante” en su pilotaje que podemos ir descubriendo poco a poco. Su potencial es grande, un principiante podrá progresar desde los giros más suaves del novato hasta el pilotaje dinámico necesario para centrar un buen núcleo y lanzarse al vuelo de XC, o desarrollar un pilotaje freestyle e incluso iniciación a la acrobacia.

Nada más salir a volar desde el despegue de 800m en El Hierro, me puse a hacer wingovers, primero suavemente, muy armónicos, luego haciéndolos cada vez más altos hasta casi la vertical, y siempre tuve una sensación de seguridad muy alta. Las trazadas son perfectas y controlables, manteniendo toda la presión del ala. La salida de las maniobras no resulta radical ya que el Epic es bastante estable en el eje de cabeceo. En resumen, un pìlotaje atractivo y divertido.

Velocidades
A manos libres rondamos los 39 Km/h. El pedal de acelerador es corto y sus efectos, inmediatos disparándonos hasta los 49-50 Km/h. A estas velocidades la Epic se siente noble y sólida además de mantener un buen planeo, así que a la hora del XC podremos correr para alargar los vuelos de distancia o superar puntos difíciles.

Aterrizaje

BGD Epic: Aterrizaje de precisión

Uno de los aspectos que más preocupa a los novatos es el aterrizaje. El Epic cuenta con un buen rango de velocidad y suficiente energía para redondear bien los aterrizajes, además aguanta mucho freno así que si nos estamos quedando largos, podemos “matar” un poco el rendimiento del vuelo en márgenes seguros.

Plegadas y otras maniobras
Las asimétricas y frontales no entran fácilmente y hay que mantenerse tirando de las bandas ya que quieren abrir de inmediato. En el caso de la plegada asimétrica, pude mantenerla metida tirando con fuerza de la banda. En esta configuración no resulta difícil mantener el rumbo con el cuerpo.
Las orejas entran bien pero quieren salir por sí mismas y para mantenerlas metidas hay que mantenerse tirando a la atura de los cordinos, lo cual resulta hasta doloroso.
Para meter una buena barrena necesitaremos mantener el freno y meter el cuerpo a fondo durante un giro completo. En general podremos dosificar muy bien la intensidad del giro y la tasa de caída. Pero la tendencia natural del ala es a salir de esta configuración y volver al vuelo nivelado.
Para meterla en pérdida tendremos que esforzarnos mucho, frenando sobre los 50-60 cm, con una velocidad cercana a los 24 Km/h. El punto de la pre-pérdida se siente claramente y es por ello que este parapente es bueno para aprender a controlar los márgenes de pilotaje.

Rendimiento
No sé si será la ingeniería interna, el perfil, o una mezcla de todo, pero con el Epic han conseguido una vela muy limpia, proporcionada y eficaz. Que, asombrosamente, vuela como los parapentes más avanzados de clase Club / EN B.

*Otro dato interesante que me ayuda a despejar dudas es saber que nada más salir este nuevo modelo EN B de Bruce Goldsmith, el piloto Karlis del equipo BGD voló 192 km en los Alpes, confirmando así que cuenta con estupendas características y gran rendimiento para el cross country.

Estética rompedora

Desde que BGD inició sus andaduras puso el acento en una estética única, alegre y colorida. Con este nuevo modelo estrena un nuevo esquema visual, el diseño Epic resulta completamente original y chispeante. Difícil no voltear a verlo en vuelo, de hecho durante la Concentración del Hierro, pilotos, visitantes, adultos y niños, todos tuvieron su comentario para el Epic demo que estuvimos volando.
Desde nuestra perspectiva y desde un punto de vista de diseño, todos los esquemas visuales que propone BGD cuentan con un gran trabajo de color y están perfectamente proporcionados.

Para quién:
La Epic es una vela muy limpia, proporcionada y “feliz” que, asombrosamente, vuela mucho y es sumamente eficaz -casi tanto como los parapentes más avanzados de clase Club-, así que muchos pilotos de iniciación y progresión estarían encantados de volar una Epic.

Tiene el recorrido que corresponde a un parapente de clase B, pero el tacto, la respuesta y la agilidad en vuelo son muy atractivos, incluso para pilotos más avanzados.
¿Salida de escuela? Con cautela y respeto yo diría que sí, la aguanta: es una vela fácil de volar pero con chispa. Los que la elijan como primera vela tardarán mucho en sentir que la vela se les queda corta.

Conclusión
El Epic nos sorprendió con su aspecto de parapente “inocente”, casi de iniciación por su alargamiento de sólo 5 puntos (3,6 proyectado) y colores alegres, pero que esconde una verdadera “fiera” en su interior, con un rendimiento sorprendentemente alto y buen pilotaje ¡incluso con notas freestyle!
El Epic es un parapente EN B que ofrece buen planeo, sube bien en térmica y te permite navegar a toda velocidad con la vela totalmente sólida sobre tu cabeza. Y a la vez, tiene un agradable mando, junto con un giro progresivo y proporcionado al cual resulta fácil adaptarse. Pese a ser un EN B fácil, el tacto del mando, la respuesta y la agilidad en vuelo del Epic son muy atractivos incluso para pilotos expertos.

Lo +:Buen rendimiento y un pilotaje atractivo y fácil de gestionar.
Lo -: Sigue siendo un EN B, velocidad máxima limitada (pero muy aprovechable)

+Info: http://www.flybgd.com/es/parapentes/parapente-epic-en-ltf-b-210-0-0.html