El mayor de los acrobáticos hermanos Tejeiro, conocidos como los “Malaguita”, Javier, consiguió realizar esta exigente maniobra de tumblings encadenados -el Infinity- en un paramotor biplaza en Kuwait y asegura que es la primera vez que se hace. Así nos lo cuenta:

“Ha sido en una isla en medio del golfo arábico con la ayuda del equipo Kuwait Air Sports Committee Team, del cual yo soy el entrenador ‘Malaguita Coach’. Ahora trabajo aquí en la escuela de paramotor enseñando gente a volar y también entrenado para slalom al equipo Kuwait Air Sport, además de enseñar algunas acrobacias y cursos SIV en paramotor arriba del mar.

 

Primer Infinity con paramotor tándem mucholove Kuwait forever #javiertejeirolopez #kuwait #love #peace #happy #tandem #paramotor #airmax #gopro #infinityparamotor #acromalaguitastyle #mashallah #inshallah #fashion #moda #fitness #air #nike #luxury #kuwaitairsports #q8 #best #lux #life #@ #malaguitas #malaguita99

Posted by Javier Tejeiro Lopez Malaguita on viernes, 19 de mayo de 2017

Hará unos dos meses decidimos encargar un tándem de mi sponsor AirG Products, el Marlon 30 metros. Yo ya venía haciendo el Infinity en libre desde el pasado verano por lo que les ofrecí a ellos encargar un tándem reforzado y probarlo por primera vez en Kuwait con el paramotor, ya que aquí no hay montañas y sería la única manera de hacerlo. Nos pusimos en marcha y lo encargamos con todo el suspentaje con líneas reforzadas y además los puntos de anclaje a la vela son reforzados también.

Hace un mes aproximadamente lo recibimos y fuimos a probarlo a Turquía, a Oludeniz, para ver como marchaba en vuelo libre y viendo que todo estaba bien pues este fin de semana pasado, el sábado 20 de mayo de 2017, conseguimos hacer el Infinity – reforzando también el paramotor Scout, un 180 de Vittorazi, el punto de anclaje a la vela lo pusimos doble y el pasajero llevaba un arnés de acro 3 de Supair.

El capitán Ibrahim Alshouroad y yo despegamos de la pequeña isla que se ve en las fotos, llamada isla del oil porque algunas veces suelta petróleo alrededor, y subimos hasta 3000 pies digamos unos 1000 metros de altura y dimos unas 8 vueltas en infinity contando la entrada. Nunca en mi vida había sentido tanta presión y Gs, y el sonido de las líneas, lo duro que está el freno en la entrada y en la salida también… pero fue una experiencia que estoy seguro la volveremos a repetir pronto, es digamos vivir un sueño, algo imposible hasta el momento pero como digo yo en la vida hay que soñar que vives en un sueño y dentro de ese sueño soñar que sueñas para conseguir los grandes valores de esta vida.

NO PAIN NO GAIN first Infinity paramotor Tandem nothing happening whithout LOVE much LOVE forever revolution LOVE #infinity #love #tandem #life #peace #loveyourself #air #malaguita99 #luxury #lux #kuwait #acro #sky #Happy #world #live #dreams #firstinfintytandemparamotor #acromalaguitas #theonlyone
Posted by Javi Malaguita Tejeiro Lopez on martes, 23 de mayo de 2017

El principal riesgo de esta maniobra es que el parapente​ biplaza podía romperse, pero supuestamente está preparado para 200 kg y con el juego de líneas especial reforzadas se supone que el máximo de kilos sería unos 230 aproximados más o menos. Yo, el pasajero, el paramotor, el arnés y los 3 paracaídas de emergencia sumábamos unos 200 kilos así que estábamos al límite, pero contábamos con que la vela estaba reforzada para algunos kg más. También hicimos algunos helicópteros y SATs al final para aprovechar la altura y todo salió de lujo, así que seguro que seguiré haciéndolo con cuidado y seguridad, la altura ante todo es el principal objetivo ya que la responsabilidad es llevar a un pasajero. No es lo mismo que volar solo por lo tanto hay que decir la seguridad lo primero siempre en estos casos.”