U-turn Blacklight 2
U-turn Blacklight 2

La segunda edición del que fuera el modelo EN B más avanzado del fabricante alemán U-Turn es ahora un EN B “de los de toda la vida”: Me resultó más fácil de volar, más amortiguado y, en general, más cohesionado. Desde mi punto de vista, se puede situar al alcance de la mayoría de pilotos en progresión que vuelan velas de clase Club.
A pesar de su benevolencia, el Blacklight 2 cuenta con un asombroso potencial para el vuelo de rendimiento, con buenas características de planeo y tasa de caída que los pilotos con cierta experiencia sabrán valorar y aprovechar.

Resumiendo, se trata de un EN B intermedio en cuanto a pilotaje y seguridad pero en su categoría, la clase Club, representa un auténtico Top ya que -comparado con su antecesor- ofrece avances significativos y da un gran salto en cuanto a prestaciones, mejorando y facilitando la seguridad. El Blacklight 2 es un diseño totalmente nuevo en el que la marca invirtió 2 años de desarrollo y lo dotó de todos los adelantos de diseño actuales para lograr esas mejoras.

El Blacklight 2 no solamente te va a permitir aprovechar las térmicas más potentes del mediodía con mucha tranquilidad gracias a su solidez y estabilidad, sino también cuando las condiciones flojeen te permitirá aprovechar hasta los últimos rastrojos de térmicas. Eso sí, pudimos notar que requiere un poco de adaptación.

El inflado.
El Blacklight 2 tiene inflado bastante noble gracias a su borde de ataque con varillas y morro de tiburón, la vela queda perfectamente preinflada y dispuesta para subir con sus bocas de cajón semielípticas – bastante bonitas, por cierto. Basta un gesto para que la vela inicie la subida; eso sí, notamos que cuando la brisa es térmica y el despegue movidito, el Blacklight 2 muestra una ligera tendencia a levantar las puntas primero, y esto a pesar de que tiene un alargamiento bastante moderado de 5,6 puntos.

Inflando con el U-turn Blacklight 2
Inflando con el U-turn Blacklight 2

En los cuatro vuelos de XC que hice con este parapente comprobé que, para conseguir el mejor inflado, era mejor tirar de las líneas centrales de la banda consiguiendo así que la vela subiese perfectamente centrada y pareja.

EL Blacklight 2 sube de forma progresiva y es fácilmente controlable de forma que al llegar arriba no te adelante: simplemente hay que hacer hacer un toque de frenos en el momento adecuado para “clavarla” sobre la cabeza. Una vez allí todo es pan comido pues la vela queda perfectamente controlada sobre la cabeza.

U-turn Blacklight 2.
U-turn Blacklight 2.

A partir de este momento comienza la magia de U-Turn y comenzamos a notar como la vela tira de nosotros y quiere sacarnos a volar, pero lo hace tirándonos hacia arriba y no hacia adelante como sucede con modelos más avanzados. Esto se traduce en una gran sensación de control sobre la vela. La maniobra de inflado y despegue no representa mayor dificultad y resulta asequible a los pilotos en progresión incluso en condiciones de viento movidito.

¡A volar!  Dos pasos y ya estamos en el aire, casi inmediatamente notamos el rendimiento, la tasa de caída es muy buena y el Blacklight 2 nos hace sonreír. El “feeling” de sustentación y flotabilidad es muy grande. El tacto de frenos es suave y algo amortiguado pero directo y eficaz. La sensación de control sobre la vela es total.

La Blacklight 2 lleva presión y no hay bamboleo ni movimientos indeseados, estamos ante un parapente EN B perfecto para progresar, fácil y asequible. Incluso en un despegue ventoso y racheado, como fue el despegue de Zarzacapilla, pude sentir esa sensación de confianza y tranquilidad necesaria para volar cada día más y mejor.

U-turn Blacklight 2.
U-turn Blacklight 2.

Rendimiento para subir
Durante los vuelos en Zarzacapilla todos los pilotos coincidimos que que una de las fases más complicadas era remontar el despegue, que apenas ofrecía un desnivel de unos 150 metros y además en una ladera bastante tendida, con lo cual si contabas con desnivel sobre el relieve de 50 metros ya te podías ‘dar con un canto en los dientes’. Esto supuso que cada día el momento del despegue fuese un momento de tensión e incertidumbre. Cada piloto debía jugar bien sus cartas, era una dura prueba incluso para las velas más avanzadas y cabría suponer que las velas intermedias lo llevaban peor.

Pero el caso es que el Blacklight 2 se defendió a las mil maravillas y me permitió hacer cuatro vuelos estupendos, sin que ningún día me viera pasando el mal trago de pinchar frente al despegue. ¿Suerte en la elección del momento? ¿Fue el indio y no la flecha? ¿un parapente sobresaliente? Yo diría que fue un poco de todo, y que en buenas manos este parapente puede ofrecer resultados más que satisfactorios.

El Blacklight 2 te va a permitir aprovechar esas pequeñas ascendencia que muchas veces son las más importantes porque son las que nos permiten remontar cuando la cosa se pone muy difícil, y como dice el refrán “el grano se separa de la paja” – porque ya sabemos que cuando las térmicas son potentes puedes subir con cualquier parapente.

Volando 127 Km casi "mano a mano" con Jose Gonzalez Ruiz (Pepote) y su Boomerang 10.
Volando 127 Km casi “mano a mano” con Jose Gonzalez Ruiz (Pepote) y su Boomerang 10.

Girando para remontar
El fabricante U-turn es bien conocido por sus parapente acrobáticos, pero este modelo tiene una personalidad muy distinta y está enfocado en el vuelo de rendimiento y XC. El giro más eficiente del Blacklight 2 es plano y amplio. El mando es preciso con un recorrido medio-largo, hace falta darse una vuelta de freno y llevarlo “calzadito”. Es un poco amortiguado en el sentido de que las turbulencias no resultan secas, lo cual resulta en un vuelo poco estresante.

U-turn Blacklight 2 - colores
U-turn Blacklight 2 – colores

Giro plano de rendimiento, mejor frenada.
El Blacklight 2 gira bien y es cumplidor al 100%, con buenas características y agilidad, pero podríamos decir que no es un parapente particularmente nervioso, de hecho cuando los núcleos son estrechos tendremos que darlo todo para sacarle el mejor rendimiento. Yo diría que requiere cierta adaptación. En mi caso tuve que emplearme a fondo llevándolo más frenado de lo que suelo estar acostumbrado en velas más avanzadas, en un pilotaje que requiere que utilicemos el mando con energía y decisión, a la vez que con una buena y decisiva implicación del cuerpo en el pilotaje.
Dicho esto hay que notar que una vez cogido el punto serás capaz de subir en cualquier tipo de térmica.

Térmicas, turbulencia y solidez
Durante mis vuelos de XC pude remontar en térmicas desde +0,1 m/s hasta un descomunal +7 sostenido, no eran demasiado turbulentas o al menos eso fue lo que percibí volando este parapente de progresión, aunque en algún momento me encontré burbujas rotas y algún momento un poco más movido, nada del otro mundo. Por lo tanto puedo decir que, en general, la cohesión, con gran presión interna absoluta a través de toda la envergadura y hasta las puntas. Nunca le vi ninguna pérdida de presión, ni llegue a sufrir ni un amago de plegada, tal cual como tiene que ser un parapente EN B medio destinado a un público amplio.

U-Turn Blacklight 2
U-Turn Blacklight 2

Planeo y transiciones.
En U-Turn anuncian un planeo ENORME de 10,7 para este parapente. Un planeo que puedo certificar como bastante realista y que, francamente, lo sitúa como uno de los EN B con mayor fineza presentado en 2016.
El morro de tiburón y las varillas del extradós permiten que la vela apenas ofrezca cabeceo o se deforme, de manera que incluso en aire movido el BL2 simplemente atraviesa el aire, no se inmuta, no cambia de rumbo ni se menea, y por eso ofrece tan buen planeo real.
En cuanto a velocidades, comprobamos que a manos libres rondamos los 40 Km/h. El mejor planeo lo encontramos al pisar un tercio del pedal y dejándolo volar a cerca de 45 Km/h. Entonces el Blacklight va como un tren bala, firme, sólido y recto, perfecto para devorar km.
Pisando a fondo su cómodo acelerador llegamos hasta los nada desdeñables 54 Km/h. La tasa de caída no es demasiada elevada así que continuamos manteniendo un interesante planeo.
En la práctica puedo decir que durante el Open de XC en Zarzacapilla volé mano a mano con muchos EN B, C, D e incluso la mayor parte de los vuelos los hice volando con Pepote y su Boomerang 10. Por supuesto me sacaba ventaja ¡pero no tanto como cabría esperar! En general, viento en cola íbamos bastante igualados y podía defenderme dignamente. En los tramos viento cara, o de través era cuando realmente notaba una diferencia importante.
En resumen, volando a mi ritmo tuve la sensación de que podría plantearme cualquier reto XC o circuito de competición.

U-turn Blacklight 2. plena satisfacción para el vuelo de XC. Sobresaliente en la clase Club.
U-turn Blacklight 2. plena satisfacción para el vuelo de XC. Sobresaliente en la clase Club.

Para quién.
El Blacklight 2 es un parapente para satisfacer a los pilotos en progresión más ambiciosos, ofreciéndoles mucho rendimiento con un nivel de exigencia accesible. También muy adecuado para pilotos veteranos de XC que quieren volar con el máximo rendimiento y la máxima tranquilidad.

Conclusión.
Un EN B de toda la vida, fácil y accesible, estable en cabeceo y sólido para navegar, el Blacklight 2 ofrece unos impresionantes 10,7 puntos de planeo aunque pide cierta adaptación para sacar el mejor rendimiento, que es top. La relación facilidad de pilotaje – seguridad – rendimiento es de las mejores del mercado. Y además U-Turn ofrece niveles de construcción y acabados de primera calidad en el mercado del parapente.

U-turn Blacklight 2 - Ficha tecnica
U-turn Blacklight 2 – Ficha tecnica

Materiales:
U-Turn utiliza tela Dokdo 20 que ofrece gran resistencia a la abrasión con un bajo peso, según la marca. Incorpora un perfil nuevo, que ofrece rendimiento con alta tolerancia a la pérdida.


Lo mejor: planeo 10,7 y un nivel de pilotaje accesible

Lo menos: pide adaptación para conseguir el mejor giro.

+info: u-turn.de en España: alamair.com