Un buen preinflado garantiza que nuestro plátano o banana, suba centrado. Una vez sobre la cabeza conviene mantener la presión del plátano con un poco de freno o bien iniciando la carrera con decisión. Y recuerda siempre escoger un plátano adecuado a tu nivel: ni muy verde ni demasiado maduro.
¡Felices vuelos y mejores aterrizajes!

https://www.facebook.com/del.entretecho