Swing Nyos, un EN B asequible pero que puede ofrecer un pilotaje dinámico.
Swing Nyos, un EN B asequible pero que puede ofrecer un pilotaje dinámico.

El Nyos reemplaza al Mistral como el modelo EN B “alto” del fabricante alemán. Un vuelo de dos horas en condiciones variables y técnicas de primavera -con núcleos rotos y estrechos, un poco de turbulencia casi de forma permanente y algún que otro meneo importante-, me permitió valorar las cualidades de este parapente de clase Club.

La serie Mistral de Swing apuntaba como intermedia avanzada, casi como una EN C. En el caso del Nyos nos encontramos con un parapente más homogéneo, en el que notamos que ha mejorado la suavidad del pilotaje y el control en turbulencia. Por lo tanto lo situamos como un EN B más intermedio en cuanto a pilotaje. Pero gracias a sus novedades y diseño más avanzado también ofrece una sustanciosa mejora en prestaciones: planea más, gira mejor y también es más bonito, así que: ¡Adiós Mistral, hola Nyos!

El Nyos es prácticamente una versión “suavizada” del Nexus, el parapente clase EN C de la casa. Sigue al 100% su línea de diseño. Su forma de volar y maniobrar es similar, con un giro dinámico, fluido y preciso. El Nyos tiene un alargamiento de 5,7 frente a los 6,1 del Nexus y por ello resulta un parapente bastante más contenido y asequible a los pilotos en progresión.

Inflado ligero, hay que mantener la presión para que no adelante.

Inflado ligero, preciso y manejable
Estuvimos haciendo inflados con brisa variable y se puede regular muy bien la velocidad a la que quieres que suba el ala. Se pre-infla a la perfección y al mínimo impulso coge aire. Por ello hay que evitar movimientos bruscos.
Cualquier piloto experto podrá controlarla con facilidad pero los mas novatos la van a encontrar viva y tendrán que aprender a sujetarla sobre la cabeza para que no les adelante.
Un par de pasos y a volar, entonces llega una enorme sustentación al nivel de velas más avanzadas, nada que envidiar al Nexus.

El pilotaje es atractivo al nivel de las velas de clase Sport, el mando es firme, con recorrido medio y una respuesta precisa. El giro entra y se mantiene establecido respondiendo de forma directa a los mandos y al pilotaje pendular. La turbulencia propia de la térmica le afecta poco y es fácil mantener al Nyos en un eficiente giro para subir. Puedes girar plano y amplio, aunque esta vela tiene un giro pendular estupendo y será en los núcleos pequeños cuando más la disfrutes.

Swing Nyos detalle bandas
Swing Nyos detalle bandas

Acelerador
El acelerador del Nyos es ligeramente físico y otorga una buena ganancia de velocidad. Hasta los 50 Km/h va sólido como una roca, mientras que en el pico final hasta los 54 km/h se siente un poco más “suelto”, aunque esto tiene que ver más bien con las sensaciones ya que en todo momento la vela ofrece solidez y sólo pide un poco de control con “puente” en las bandas C.

Acabados y construcción
Las bandas finas y robustas del Nyos ofrecen un aspecto soberbio, además cuentan con un sistema único de pilotaje con las bandas C tipo puente, el cual -dependiendo cómo tires- te permite cambiar la incidencia del centro o las puntas del ala. Tuvimos poco tiempo para probar esta característica, pero efectivamente ofrece un control mayor y creo que tiene potencial para hacer más eficiente el planeo acelerando.

Aprovechando las térmicas de primavera con el parapente Swing Nyos. Al fondo la sierra de Gredos con sus cumbres nevadas.
Aprovechando las térmicas de primavera con el parapente Swing Nyos. Al fondo la sierra de Gredos con sus cumbres nevadas.

Como enorme es el potencial de este parapente para el vuelo de rendimiento: es ágil y flotón para rascar cualquier cerito o subir a toda velocidad en térmicas potentes, veloz y sólido para navegar con un planeo +10 con un nivel realmente bajo de estrés en vuelo, apto para pilotos en progresión, y muy indicado para pilotos deportivos y de XC.

Construcción y acabados 
El Nyos está fabricado con tejidos NCV Skytex de 32 y 27 gramos, lo que resulta en un parapente razonablemente ligero de 5 Kg para la talla M. Cuenta con corte 3D en extradós e intradós para mejorar la definición del ala. El Nyos tiene un borde de ataque complejo, con varillas y refuerzos pero sin “morro de tiburón”, han elegido un perfil “convencional” más vivo. Lo que junto a otros aspectos de diseño hace que tenga un giro muy atractivo. Cuenta con una línea de freno limpia gracias a las mini costillas en el borde de fuga y freno con plisado.

Detalle del borde de ataque.
Detalle del borde de ataque.

Conclusión
El Nyos se posiciona como un EN B “medio” que vuela mucho, ofrece un giro sobresaliente, pilotaje deportivo y mucho confort en vuelo. Absorbe la turbulencia, mantiene las trayectorias, llega a los 54 Km/h ¡y planea sobre 10! Es una máquina para hacer buenos vuelos de XC dejando el estrés de lado.

Girando en térmica con el Swing Nyos
Girando en térmica con el Swing Nyos

Para quién
Este parapente le valdría al 80% de los pilotos, es suficientemente fácil para que, progresando con prudencia, los pilotos provenientes de una A y que tengan buena mano, la puedan elegir como primera EN B. Pasará un largo periodo antes de que la vela “se te quede corta”, simplemente podría no suceder.
El compromiso entre rendimiento y seguridad es muy bueno por lo que es una gran opción para los pilotos de XC que valoren el confort y la tranquilidad en vuelo. 

swing_nyos_coloresDiseño y colores.
Con el Nexus, Swing estrenó una renovación en el esquema visual, dotándolo de algunas curvas. El Nyos cuenta con diseño visual elegante y está disponible en una gama de 4 combinaciones a 3 de colores.

Para más información del Nyos, visita http://www.swing.de/ y http://www.swingspain.com