La competición de slalom realizada en Dubái, dentro de los Juegos Aéreos del Aire, concluyó tras 5 mangas válidas –con la novedad de un descarte– y la victoria para el joven piloto francés, por delante del polaco Piotr Ficek 2º y de su compañero de equipo Jérémy Penone (FR) 3º. La también francesa Marie Liepmann fue 1ª entre las chicas, aunque la FAI no otorgó medallas en esta categoría. Vicente Palmero fue el mejor español en el puesto 7º.

La espectacularidad de los WAG de Dubái pasará a la historia como la de unas verdaderas olimpiadas aéreas, con más de 800 deportistas compitiendo en los cielos de la capital de Emiratos Árabes Unidos y que ha podido verse en todo el mundo gracias al livestreaming desde los escenarios de competición en la página web oficial y Facebook y una gran cobertura audiovisual. En total, 117 medallas se repartieron a lo largo de las dos semanas que duró este gran evento.

La competición de paramotorcomenzaba con retraso debido a la tardía instalación de las pilonas sobre el agua y tras cambiar el lugar para los circuitos, lo que obligó a los 38 pilotos participantes a hacer turismo por la ciudad un par de días.
Finalmente, las mangas se realizaban en el mar frente a las instalaciones de Skydive Dubái, organizadores del evento y también el lugar que albergaba la mayor parte de la acción competitiva. Esto se tradujo en que hubo que ajustar los horarios de las pruebas a unas ventanas muy limitadas de tiempo en función del resto de competiciones aéreas, a veces en condiciones meteorológicas desfavorables. A cambio, las pruebas fueron seguidas por gran cantidad de público y prensa que disfrutaron con el show, mientras que los pilotos pudieron ver de cerca las demás disciplinas.

Sólo tres mangaspudieron validarse antes de que el fuerte viento impidiera continuar la competición durantevarios días. Por fin, casi al final de los WAG, se abrió una ventana volable para realizar dos mangas más, incluyendo un vistoso swoop(deslizar los pies por el agua) en la pista de los paracaidistas de Skydive Dubai.

El reglamentoincorporó un descarte de mangapara esta competición, una nueva norma que vino bien a los pilotos que habían cometido algún error, como el campeón europeo Jeremy Penone que se había ido al agua en una manga tras una plegada, o el propio Ramón que también acabó dándose un chapuzón en el swoop. A otros, como el españolVíctor Rodríguez (12º), con un desempeño regular en todas las mangas, no les favoreció.

Todos los participantes coinciden en que ha sido el evento de vuelo más grande del mundo. “El lugar es impresionante, lleno de rascacielos y donde puedes hacer cualquier tipo de cosa que te imagines, desde conducir un Ferrari a subir a la torre más alta del mundo o esquiar en un centro comercial. ¡Y todo en pleno desierto!”, cuenta Ramón Morillas (ESP / 11º).
“La ceremonia de inauguración fue con mucho la más impresionante que nunca tuvimos, a la altura de unas Olimpiadas, se ve que se tomaron en serio el tema de impresionarnos”
,agrega.
Vicente Palmero coincide afirmando:“¡Nos han cuidado más de los que nos podíamos imaginar!”

A pesar del alto nivel y competitividad, hubo muy buen ambiente entre los pilotos y también con la organización, a cargo del experimentado Jose Ortega (ex team leader del Equipo Francés). Un aspecto que destacan todos los competidores con que ha hablado Ojovolador.
Los franceses, junto con los polacos,fueron los más fuertes, con Alex Mateos intratabledesde la primera manga. Penone era uno de los tres pilotos que cayeron al mar, pero gracias al descarte se llevaba el bronce. El joven Nico Aubert –hijo del jefe de la marca de paramotores PAP, Pierre– se apuntaba a una meritoria octava plaza (3º mejor clasificado del equipo) y su primer diploma oficial de estos, sus primeros Juegos, que suma a su ya exitosa carrera deportiva. “¡Los resultados del equipo francés fueron inmejorables!”, expresó además de agradecer al team leader, el excampeón del mundo Pascal Vallée, por su apoyo.

Polémica por el Podio Femenino

Pese a que la categoría femenina existe en la normativa FAI (Sección 10 del Código Deportivo, relativa al Paramotor) desde 2009 tanto para records como competiciones, en los WAG de Dubai no se entregaron medallas a las 3 primeras mujeres, algo que causó malestar no sólo en las chicas participantes sino también en el resto de competidores. La plusmarquista y miembro del Equipo Español, Karen Skinner (3º puesto – Pap/Niviuk), fue una de las más fuertes defensoras de la categoría femenina hasta su validación en la CIMA y, por ello, también una de las más decepcionadas en Dubai.
“Nadie nos dijo nada hasta que, 5 minutos antes de la entrega de los premios, una de las chicas que trabaja ahí me dijo que no había medallas femeninas. ¡Puedes imaginar cómo se siente cuando has ganado una medalla de oro, como Marie Liepmann! O la tailandesaJanejira Chuynoey, de 15 años, de plata, ¡y no hay medallas! La explicación que nos dieron era que el reglamento de los WAG hace una referencia a “clases” (“se entregarán medallas a los ganadores de cada clase”) y en paramotor solo tenemos “categoría femenina””, dice Karen.
Según cuenta, en la pasada Copa Ícaro le habían explicado que con 4 participantes se validaría la categoría femenina de los WAG, un número que se completó con la participación de  Emi Morota -4ª allí, en su primera compe internacional- en el Equipo Español (además de Liepmann y Chuynoey). Karen compitió pensando en ganar una medalla, que finalmente sería la de bronce – pero no la recibió.

Tras el desconcierto inicial, se improvisó un podio para las chicas y se les entregaron los diplomas que acreditan su posición en estos WAG, en un deporte dominado por hombres. Desde la FAI han tomado nota para que una situación
así no vuelva a ocurrir.
Reseña Panorama
¿Te ha gustado este artículo?
Compartir
Artículo anterior‘Flying Frenchie’ Tancrede Melet muere en accidente
Artículo siguienteParamotor Wag
Ojovolador
Equipo editorial de Ojovolador.com, tu sitio de parapente y paramotor en internet. *Editorial team at Ojovolador.com, your paragliding & paramotor site in internet.